Modificación de conducta

Los Trastornos de Conducta son aquellos problemas que tienen nuestros hijos cuando tienen dificultades para cumplir las normas que la mayoría de los niños aceptan. Algunos ejemplos de estos problemas son:

  • Desobediencia a los adultos
  • Rabietas  mucho más frecuentes y severas que el promedio de los niños de su edad
  • Mostrarse agresivo
  • Replicar, contestar mal, discutir, hacer que pequeñas situaciones parezcan más grandes de lo que son y siempre desear decir la última palabra.
  • Rehusar a cumplir con sus obligaciones diarias, como las tareas escolares y el aseo personal.

Los niños con problemas de conducta también presentan otras conductas antisociales, como el exceso de ira y el uso de palabras vulgares; conductas ofensivas, como por ejemplo, escupir a las personas, o el ser indiferentes a los sentimientos de los demás.

Condcuta oposcionista y desafiante
Este término se utiliza para describir a niños temperamentales que se molestan muy rápido, que siempre están enojados y continuamente entran en discusión. Esto es más común en los niños más pequeños, quienes desafían a sus padres y profesores y cuyo propósito es molestar. Estos niños usualmente no son crueles, no intimidan, no engañan y no son antisociales, pero pueden llegar a serlo si sus problemas no se tratan.

Trastorno de conducta
Este término se utiliza para los niños que incumplen todas las reglas normales que sus padres y profesores les ponen.

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad
Este término se utiliza para describir a los niños que son más activos e impulsivos que la mayoría de los niños. Estos problemas pueden también estar relacionados con problemas de la concentración y del aprendizaje.